OBS: Du er nu offline

Para ti que trabajas en Dinamarca y alquilas vivienda

En Dinamarca cerca de dos quintas partes de la población alquila la vivienda donde vive, a privados o a una compañía social de vivienda. Es completamente normal rentar vivienda. En Dinamarca existen reglas que regulan el alquiler de viviendas y protegen a los inquilinos.

Existe una escasez de vivienda en Dinamarca, especialmente la de precios accesibles. Debido a ello encontrar una vivienda buena puede ser difícil, sobre todo si se trata de una vivienda social. Si eres nuevo en el país y no conoces el sistema es muy probable que resultes pagando precios altos por viviendas que no lo valen porque sus propietarios querrán tomar ventaja de la situación. No tienes por qué tolerar esto.

A continuación puedes ver algunas de las situaciones más comunes en las que la gente que llega a Dinamarca a trabajar se encuentran. También te sugerimos qué puedes hacer para mejorar tu situación habitacional.

  1. Estás rentando un cuarto de una persona privada – vives en un apartamento con el propietario, con tu propia habitación y acceso a la cocina y baño: Una forma insegura de vivir. Tu acuerdo de vivienda puede ser cancelado con un mes de anticipación. Pero el costo de la renta es regulado por ley. Si pagas más de 3000 coronas por una habitación, tienes una buena razón para averiguar por qué tu renta es tan elevada. Esto puedes hacerlo contactando a LLO (www.llo.dk) o al servicio de asistencia legal (retshjælpen: www.copenhagenlegalaid.com), quienes pueden ayudarte a contactar a las autoridades que te asistirán para alcanzar una renta justa, e incluso a recuperar parte de tu dinero si ese fuese el caso.
  2. Compartes una habitación con otros y únicamente tienes tu propia cama: En principio esta situación es ilegal en Dinamarca aunque muchos lo hacen de cualquier manera. Si estás pagando más de 1000 coronas al mes, ciertamente estás pagando de más, incluso si estás alquilando la cama con tu empleador. Contacta 3F, LLO (www.llo.dk), y el servicio de asistencia legal (retshjælpen: www.copenhagenlegalaid.com) para alcanzar un acuerdo de renta con tu empleador.
  3. Rentas un apartamento junto a otras personas y tienes tu propia habitación – pero el propietario no vive aquí. El precio total de la renta de cada uno no debería ser mayor a 750 coronas por metro cuadrado al año. Si el precio excede la anterior cifra, contacta LLO (www.llo.dk) o al servicio de asistencia legal (retshjælpen: www.copenhagenlegalaid.com) Tú no puedes ser desalojado de tu vivienda por el hecho de presentar una queja respecto a la renta.
  4. Has alquilado un apartamento por tus propios medios a un propietario particular o a una compañía de alquileres: El precio máximo por el alquiler deberá ser de 1500 coronas por metro cuadrado al año, únicamente si el apartamento tiene baño y cocina nuevos. Si la renta es mayor a la cifra mencionada anteriormente, ponte en contacto con LLO (www.llo.dk) o con el servicio de asistencia legal (retshjælpen: www.copenhagenlegalaid.com). Recuerda que nadie puede expulsarte de una vivienda por presentar una queja respecto a la renta.

Sé cuidadoso al ingresar al mercado de viviendas. Ser nuevo en la sociedad danesa conlleva el riesgo de ser engañado. Siempre debes asegurarte que la persona que te está alquilando una vivienda tenga la autorización para hacerlo, en caso contrario estás poniendo en riesgo tu dinero y tu vivienda también. Si algo parece excepcionalmente barato o bueno, ten cuidado extra. Utiliza todas tus opciones para adquirir más información. ¿Cómo? Revisando los sitios de alquileres en Internet o en el sitio www.ois.dk Aquí tu puedes ver quién es el propietario, y si la persona que te está rentando la vivienda no es el propietario, debes aclarar cuál es la situación. También puedes preguntar a los vecinos si conocen al propietario de una vivienda o contactar con LLO.